VIDEO: 5 beneficios de la copa menstrual

Aún recuerdo la primera vez que oí acerca de la copa menstrual, como una alternativa para ahorrar dinero en toallas y tampones. Por entonces, la economía no marchaba bien en mi país (Argentina) y, algunos sectores políticos, la promocionaban como LA alternativa femenina, para ahorrar algunos billetes.

Debo reconocer que, más allá de los credos partidarios, la idea, que llegaba como una suerte de revival vintage, me pareció obsoleta y cuasi medieval (aunque la patente data realmente, de los años ’30). El escepticismo, no se hizo esperar: ¿realmente había mujeres dispuestas a llevar un “dispositivo” semejante en su cuerpo?

Pero, luego de varias discusiones “de chicas”, llegaron otras muchas dudas (debo reconocerlo) un tanto menos prejuiciosas: ¿puedo acabar manchada en medio de la universidad o el trabajo? ¿Es higiénica? ¿Vale la inversión monetaria?

Las ventajas de la copa menstrual, aunque con leves variaciones entre la reutilizable y la descartable, son numerosas, como te cuento en el video. De hecho, una antigua compañera de universidad me la promocionó en su momento, con gran algarabía: “Yo la uso hace años. No solo ahorro muchísimo dinero, sino que evito contaminar mi cuerpo con los tampones y no arrojo un montón de basura al planeta. Vale la pena probarla”.

¿La estás considerando?

Así como sus múltiples beneficios, para poder tomar una decisión informada, considera además estos contras, de la copa menstrual:

1. Puede implicar más desorden, particularmente a la hora de vaciarla. Con práctica, sin embargo, la mayoría halla una técnica apropiada para eludir esta cuestión, refiere la Clínica Cleveland. Hay que considerar, además, que, al usar un baño público, a algunas podría causarles vergüenza el momento de desagotarla.

2. Empezar a usarla puede tener sus vericuetos. En primer lugar, es preciso encontrar la medida correcta para cada una. Como regla general, las mujeres mayores de 30, aquellas que dieron a luz vaginalmente y las que tienen períodos muy pesados, necesitan un tamaño de copa grande, indica el sitio HealthLine.

Por otro lado, como colocarse y quitarse la copa tiene una técnica específica, al comienzo, requiere de cierta práctica. ¡Aunque tampoco es una ciencia! Solo requiere de algo de paciencia: “Yo la empecé a usar este mes, y estoy aprendiendo todavía. Conceptualmente me cierra un montón, pero es un aprendizaje. Fue como la primera vez que me puse un tampón”, compartió una usuaria novata.

3. Precisa mantenimiento. Particularmente la reutilizable, debe ser esterilizada con agua hirviendo luego de cada ciclo menstrual, advierte la Clínica Cleveland. De hecho, sin los cuidados adecuados, podría causas irritación vaginal, agrega HealthLine.

4. Puede producir alergia. La mayoría de las copas están fabricadas sin látex, haciéndolas una excelente alternativa para quienes sufren de alergias a este material. No obstante, para algunas mujeres, puede generar problemas si son sensibles a la silicona o al plástico, concluye el portal mencionado.

Como ves, al igual que otros ítems femeninos, usar la copa tiene tanto ventajas como desventajas. Por lo que, en definitiva, la decisión podría pasar por la comodidad de cada una. ¿Qué piensas?

Deja un comentario